SPA Manhattan

Nueva York, Estados Unidos

Una piscina neoyorquina Bianco Polare.

En el interior de uno de los edificios más prestigiosos de Manhattan se esconde una espléndida piscina de líneas esenciales y geometrías puras.
Un espacio armonioso en el que recuperar el propio bienestar del caos de la metrópolis.

01_piscina_ny_960x
La pureza de las superficies.

En el proyecto prácticamente todas las superficies son de piedra sinterizada, de distintas texturas superficiales y formatos, que revelan las cualidades estéticas y las grandes características técnicas. El revestimiento de madera de la pared y el efecto que genera la piscina en contraste parecen interrumpir la pureza que acentúa la iluminación artificial.

02_piscina_ny_1920x780
Un revestimiento luminoso y versátil.

Placas de gran formato de Lapitec Bianco Polare con acabado Vesuvio definen el entarimado que rodea la larga piscina rectangular y las paredes; por otro lado tacos rectangulares de pequeño tamaño recubren la base de las columnas y la zona de la ducha, para las que Lapitec ha suministrado además el plato, moldeado según el diseño. Y si el acabado Satin Lapitec se ha utilizado para revestir la piscina, por otro lado la versión brillante reviste las escaleras que conducen a la planta de arriba, con un efecto de gran luminosidad.

03_piscina_ny_960x

Alto rendimiento dentro y fuera del agua.

También en contacto con el agua, e incluso bajo el agua, Lapitec expresa su máximo rendimiento: gracias a su composición, que hace que la superficie no sea en absoluto porosa, el material no absorbe líquidos, no se forma moho y es antideslizante y fácil de limpiar. Además Lapitec es resistente a los daños superficiales como los rasguños, las abrasiones o los cambios de color debidos al tiempo y a un uso intenso, una propiedades que son fundamentales para un espacio como la piscina.